Inquilinos celebraron el rechazo del DNU en el Senado

Tras aprobarse el rechazo al DNU en el Senado, organizaciones de inquilinos celebraron la votación y pidieron su tratamiento a la brevedad en Diputados.

“Que el Senado haya votado el rechazo al DNU es un paso, falta ahora que se trate en Diputados lo que pedimos que sea a la brevedad”, sostuvo Sebastián Artola, responsable de Inquilinos Agrupados Rosario y referente de la Federación de Inquilinos Nacional.

“De aprobarse el rechazo total del DNU vuelve a estar vigente la Ley de Alquileres y vamos a plantear que los contratos firmados durante la vigencia del DNU puedan adecuarse a la ley”, agregó el referente.

“Es urgente el rechazo al DNU, su tratamiento viene muy demorado y el impacto que está teniendo sobre los inquilinos es gravísimo”.

“Los inquilinos quedaron en una situación de indefensión absoluta y sin ningún marco de protección”. “Nunca vimos una situación tan difícil como la que se está viviendo”.

“Milei miente cuando dicen que los alquileres estén bajando, todo lo contrario”. “La desregulación del mercado será buena para el negocio inmobiliario y la especulación, pero no para el inquilino y un mejor acceso a la vivienda”, afirmó Artola.

“Los que tienen que renovar hoy un contrato les pasan un valor que triplica o cuadriplica lo que venían pagando, con contratos que van de seis meses a un año o dos con suerte, ajustes cada dos, tres o cuatro meses por inflación, y donde encima se tienen que hacer cargo de todas las expensas o los impuestos”.

“Con esta inflación acumulada un inquilino que firma un contrato ahora en 4 o 5 meses va a estar pagando el doble”, explicó Artola.

“La realidad es que bajo estas condiciones va a haber cada vez más viviendas vacías, estén o no en el mercado, porque no va a ver quién las pueda pagar”.

“Por eso, pedimos ahora a los diputados nacionales que traten a la brevedad el DNU y lo rechacen, y no solo porque reforma de un plumazo el Código Civil y Comercial, lo que claramente es inconstitucional, sino porque también vulnera el derecho a la vivienda y deja a miles de inquilinos y sus familias al borde de quedar en la calle”, concluyó el referente del movimiento de inquilinos de la ciudad.